TC BARCELONA

SERVICIOS INTEGRALES DE MECÁNICA,
CHAPA Y PINTURA EN BARCELONA

Blog

La movilidad del futuro será terrestre o no será

La anterior entrada de este blog la finalizamos dejando un interrogante en el aire: ¿son los coches voladores la solución a la movilidad del futuro?

Habrá quien diga que sí, con argumentos que podrían convencer a muchos. Dos ejemplos: el auge de los drones como medio de transporte de mercancías y pruebas piloto como el taxi volador autónomo de Audi y Airbus.

Pero una cosa es dimensionar los drones para que lleven bultos pesados, y otra bien distinta es que hacer volar a los coches, aunque sea técnicamente viable, se convierta en una solución real, y no solo para ricos, para que el tráfico sea más fluido.

El pasado mes de enero, 25 pensadores se reunieron en Barcelona para desarrollar ideas acerca del futuro de la movilidad. Los responsables de Automobile Barcelona, el antiguo Salón del Automóvil que cumple en 2019 su centenario, les propusieron este encuentro para que, entre todos, idearan lo que denominaron “unthinkables”, es decir, “impensables”. Se trataba de hacer reflexiones sobre cómo serán las ciudades del futuro y cómo se desplazarán las personas. Y, oh sorpresa, el coche volador no fue para ellos una opción.

Sí consideraron, en cambio, que el coche eléctrico es una realidad que acabará imponiéndose, tanto más a medida que la capacidad de las baterías vaya mejorando. Lo mismo que el coche autónomo, en el que cada conductor podrá elegir el nivel de control que tiene sobre el automóvil. Pero los coches no estarán solos en esto: habrá muchos nuevos modelos de vehículos, cuyo éxito dependerá en gran medida de lo rápida y abierta que sea la legislación que los gestione.

Pero, sobre todo, si una cosa les quedó clara, es que el concepto de uso del automóvil tal y como lo entendemos hoy en día pasará a la historia. El coche privado dejará de tener sentido en la ciudad, donde cada vez tiene más trabas y se potencian otros medios de transporte, entre los que el car sharing está ganando fuerza.

Y ahora, ¿crees que los coches volarán en el futuro?

Una de las convicciones que se extendieron durante el siglo XX acerca del automóvil es que, para cuando llegara el año 2000, los coches podrían volar. Hoy, cuando ya falta poco para afrontar la segunda década de este siglo XXI, la gran mayoría de los coches que circulaban legalmente aquel año no solo no vuelan, sino que además están a punto de ser retirados de la circulación. De momento, de las grandes ciudades. Luego, sin duda, del resto.

No es casualidad que elijamos 2019 para hablar de este tema. La película Blade Runner, estrenada en 1982 y considerada una de las mejores del género de ciencia ficción, estaba ambientada en este año. Así que es un ejercicio interesante comprobar lo cerca o lejos que estamos de algunas de sus predicciones. Algunas de ellas, como las de los coches voladores, están lejos de convertirse en una realidad generalizada, aunque en la secuela, Blade Runner 2049, siguen insistiendo en esta idea. ¿Por qué?

Lo cierto es que hay emprendedores que se han lanzado a la aventura de desarrollar vehículos que vuelan. Algunos están ya a la venta –a precios prohibitivos, todo sea dicho- y, aunque llamarlos “coches” es un poco aventurado, lo cierto es que la idea de sus creadores es ofrecer automóviles que puedan ser matriculados para circular normalmente por la carretera, pero con un sistema de propulsión que les permita también despegar cuando su conductor/piloto así lo decida.

Como siempre ocurre en estas situaciones, la creatividad y el ingenio de los seres humanos va muy por delante de su capacidad para poner orden, en forma de leyes. Es decir, cuando alguien trate de uno de estos coches se encontrará con el funcionario de turno, que le dirá que no es un coche, que tiene que homologarlo como avión o helicóptero, tal vez. Además, para manejarlo por el aire no bastará con el carné tipo B, suponemos. Por no hablar de cómo se moverá entre el tráfico de una gran ciudad: ¿tendrá permiso para despegar en vertical cuando se encuentre en un atasco? ¿O en un túnel?

Muchas preguntas sin respuesta todavía que, en cualquier caso, no deben hacernos olvidar una aún más importante: ¿resolverían estos vehículos el problema de la movilidad?

Te explicamos la diferencia entre ofrecer garantía de por vida y no ofrecerla

En este post explicamos un caso real de una reparación de pintura, que se realizó hace 8 años.

Este Peugeot 206 de la imagen estaba aparcado en una calle de L’Hospitalet de Llobregat, junto a un ciclomotor. Por algún motivo, el ciclomotor se incendió y las llamas alcanzaron a la zona posterior del coche.

Afortunadamente, los bomberos llegaron en poco tiempo y apagaron a tiempo el fuego, que no quemó el coche entero. Los daños solo afectaron al portón del maletero, incluida la luneta, a la aleta trasera izquierda, y al paragolpes y piloto posteriores. Fue, realmente, toda una suerte, porque dada la antigüedad de este pequeño utilitario, matriculado en junio del año 2000, de haber habido más partes afectadas quizá habría sido superior el importe de la reparación que el del propio vehículo. Es decir, que la aseguradora lo habría declarado siniestro total, con las implicaciones que ello habría tenido para su propietario.

Según nos contaba el dueño, hacía poco tiempo que se había mudado a L’Hospitalet y no tenía un taller de referencia en aquel momento. Por eso le pidió al encargado de la grúa que retiró su vehículo que lo llevara a un taller de su confianza, y así lo hizo.

Cuando, al cabo de pocos días, el propietario fue a recogerlo, la reparación parecía más o menos correcta y pudo disfrutar de su vehículo de nuevo.

El problema, en realidad, ha llegado hace unos meses. Como puede verse en la imagen, la pintura de la zona inferior del marco de la luneta se está despegando. Se trata de una zona crítica, en la que es muy importante aplicar correctamente la imprimación. Y, aunque el resultado a primera vista no ofreció pegas en su momento, con el tiempo se ha visto que algo no fue como debería. Y lo que es peor, con pocas posibilidades de reclamar.

En TC Barcelona ofrecemos garantía de por vida en las reparaciones de pintura. Y esta garantía no es para que estés tranquilo si tienes un problema dentro de 10 años. Es para que estés tranquilo desde el mismo momento en el que te devolvemos las llaves de tu coche después de haberlo reparado.

 

El pasado se llama NEDC; el futuro, WLTP

Si estás pensando en comprarte un vehículo nuevo y ya has pasado por un concesionario, es posible que te hayan comentado que a partir de septiembre el precio del coche de tus sueños podría subir, y bastante.

El motivo de esta escalada hay que buscarlo en la entrada en vigor del nuevo ciclo de homologación WLTP, siglas de ‘Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedures’, que sustituye al antiguo NEDC.

Este cambio fue motivado a raíz del escándalo del dieselgate en el que se descubrió que no pocas marcas hicieron trampa para falsear las emisiones de sus vehículos. Dado que los constructores encontraron la manera de que el coche “detectara” cuándo estaba siendo sometido a un control –siempre se hacía en condiciones de laboratorio-, a partir de ahora la homologación se hará simulando situaciones de conducción reales. Y no solo eso, sino que además se tendrá que homologar cada versión concreta, teniendo en cuenta los equipamientos y neumáticos disponibles a la venta. Será una importante carga de trabajo extra para las marcas, pero también una información mucho más exacta de cada modelo.

Esto, en la práctica, tendrá dos implicaciones directas para el usuario: la primera, que los consumos oficiales serán mucho más cercanos a los que consiga un conductor en un uso normal. Ya no nos encontraremos con valores casi imposibles de alcanzar en nuestros recorridos habituales. Curiosamente, los vehículos que más sufrirán con el nuevo ciclo serán los híbridos enchufables, ya que al estar obligados a recorrer más kilómetros de los que autoriza la autonomía de su enorme y pesada batería, sus consumos serán muy superiores a los declarados hasta ahora.

La segunda implicación, menos agradable, es que el nuevo ciclo desvelará unas cifras de emisiones superiores a las actuales, lo que en muchos casos implicará un ascenso en la escala impositiva de los vehículos.

En definitiva, a partir de ahora los conductores contarán con una información más real de los valores de consumos y emisiones de sus vehículos, con lo que su decisión de compra tendrá una mejor base.

Ventajas e inconvenientes de los cambios en la nueva ITV

El pasado 20 de mayo entró en vigor el nuevo Real Decreto por el que se rigen las estaciones de la ITV. El escándalo del dieselgate desveló que muchas marcas, empezando por las del Grupo Volkswagen, habían introducido parches en la programación electrónica de los motores para modificar su rendimiento en los procesos de homologación y conseguir unas emisiones más bajas de las resultantes en un uso real.

Así, antes incluso de que se haya podido poner en práctica un protocolo de homologación mucho más estricto para los constructores, los usuarios tienen que hacer frente a una revisión de su vehículo que en principio parece más severa, ya que se tienen en cuenta aspectos que hasta ahora no se inspeccionaban, pero que en el fondo no debería suponer mayor problema para los coches en los que se realiza un mantenimiento correcto.

Entre las ventajas de la nueva normativa se encuentra que, si la inspección es desfavorable, ya no será necesario volver a pasarla en la misma estación una vez reparados los defectos del coche, sino que se podrán revisar en otra distinta.

También se agradece que, si se pasa la ITV en el mes anterior a la fecha de vencimiento, se mantendrá dicha fecha para fijar la siguiente revisión, con lo que ya no nos exponemos a una multa por querer apurar al máximo la vigencia de la etiqueta.

  • Otra de las novedades que facilitarán la vida a los conductores es que los coches importados de un país de la UE estarán exentos de la ITV aquí, pues deberán ajustarse a los plazos de inspección señalados en la legislación del país de origen.
  • Las nuevas matriculas acrílicas sin códigos de barras ya están autorizadas y para los vehículos matriculados antes del 2012 no es necesario, puedes tener más información en la web de https://www.matriculasacrilicas.net.

A los coches producidos a partir de 2006 se les controlará el estado de la centralita electrónica a través de la toma OBD. Esto significa que se detectará cualquier alteración de su programación y sus registros históricos, especialmente si se trata de chips de potencia o dispositivos similares, pero también se comprobará si el número de bastidor coincide con el de la documentación y si el kilometraje es coherente con el de la anterior revisión.

Además, también permitirá analizar el estado de los diversos componentes de seguridad gestionados electrónicamente, como el control de estabilidad ESP, el ABS, los airbags, etc.

Por último, si tienes un coche que pensabas catalogar como clásico, deberás esperar a que cumpla 30 años, en lugar de los 25 que eran necesarios hasta ahora.

Nos vemos (también) en Instagram

La reparación de coches no tiene secretos para nosotros y, con la nueva cuenta que hemos creado en Instagram, queremos mostraros de primera mano cómo es TC Barcelona por dentro y, si os apetece, compartir con vosotros nuestros mejores trabajos.

Si tienes cuenta en la red social de moda, busca @tallertcbarcelona y síguenos. Allí colgaremos imágenes de nuestras instalaciones, el equipo, nuestros procesos de trabajo en la reparación de chapa y pintura y, en definitiva, todo lo que se nos ocurra.

Y es que en TC Barcelona siempre hemos tenido claro que lo primero es hacer un buen trabajo, pero que de poco sirve ser bueno en lo que haces si luego no lo das a conocer y lo divulgas por los canales adecuados.

Sin ninguna duda, las redes sociales se han destapado como plataformas ideales para dar a conocer las novedades de cualquier negocio, y nosotros no somos en absoluto ajenos a ellas. A través de nuestra página de Facebook, compartimos desde hace años información de gran interés para los conductores y, ahora, con nuestra entrada oficial en Instagram, queremos acercarnos más aún a clientes y amigos.

Historias, fotos y vídeos servirán para mostraros nuestro día a día y, por supuesto, esperamos que sean un aliciente para que nos comuniquéis lo que os gusta o cómo estáis volviendo a disfrutar de vuestro coche después de que haya pasado por nuestras manos.

También tenemos ganas de conocer a otros compañeros de profesión, chapistas y pintores de todo el mundo que son capaces de crear auténticas obras de arte sobre la carrocería de un coche. De modo que, si seguí a alguno, no dudéis en compartirlo con nosotros.

Para esto sirve nuestra garantía de por vida

Muchos clientes, tras recoger su vehículo, nos preguntan para qué ofrecemos una garantía de por vida en las reparaciones de pintura del coche, si había quedado perfecto. La respuesta es sencilla: “es nuestra manera de deciros que os podéis marchar tranquilos”.

Y es que lo que mucha gente no sabe es que todos los coches parecen como nuevos cuando salen de un taller de chapa y pintura, pero que los problemas de una reparación mal realizada acaban saliendo a la luz antes o después. El coche que aparece en este post es una buena muestra de ello.

Como puede verse, se trata de un Volkswagen Corrado, un coche deportivo muy valorado en los años 90. En este caso, sin embargo, su carrocería no ha soportado bien el paso del tiempo. Tal y como suele suceder especialmente con colores como el rojo, el tono apagado del capó y otros paneles de la carrocería delata que ha pasado una gran parte de su vida aparcado en la calle, pese a lo cual la chapa se mantiene en buen estado, al menos aparentemente.

Otra cosa bien distinta es lo que se ve en otros paneles, en los que la pintura mostraba los pliegues que se ven en la imagen. La aleta delantera y puerta de la derecha tienen la apariencia de piel arrugada, un defecto que puede deberse a que se hayan utilizado fondos incompatibles en su reparación, o a haber trabajado con capas demasiado gruesas, entre otros motivos.

En TC Barcelona, como miembros de la red Five Star, nos obligamos a ofrecer los mejores estándares de calidad en todos nuestros trabajos. Nos formamos para conocer y dominar los últimos avances en repintado del automóvil, y contamos con el respaldo de Cromax, una de las mejores marcas de pintura del mercado.

Del resultado final pueden dar fe nuestros clientes y, fruto de este trabajo, también contamos con la confianza de las compañías aseguradoras que, como Generali, nos tienen como taller de referencia para el desarrollo de proyectos que mejoren el servicio a sus clientes.

Rally Barcelona-Sitges 2018: el pasado se hace presente por un día

 

El pasado 4 de marzo se celebró una nueva edición del Rally de Coches de Época Barcelona-Sitges, que en este 2018 organizaba por 60ª ocasión consecutiva el encuentro de vehículos producidos hasta el año 1928.

Hemos de reconocer que a nosotros, por edad, esos coches tan antiguos nos son un tanto ajenos. Como a muchos de nuestros clientes, nos resultan más familiares los coches que siguieron al Seat 600, que por algo fue el coche que “motorizó” al país. Sin embargo, cualquiera que se diera una vuelta por la plaza de Sant Jaume de Barcelona ese domingo por la mañana, tuvo que sentir algo de curiosidad mezclada con un punto de admiración, estamos seguros. Y es que ver cómo los motores de algunos de estos coches se arrancaban con una manivela, nos traslada por unas horas a principios del siglo XX.

Marcas desaparecidas y casi olvidadas como Darracq, Alcyon o Pierron vuelven a ver la luz junto a otras cuyos nombres resultan más conocidos, como Hispano Suiza o Talbot. Y entre todas ellas llama la atención ver cómo eran hace cien años los logos de Renault, Peugeot, Citroën, Fiat o Ford, luciendo sobre los radiadores de unos aparatos que entonces, igual que hoy, dan una idea bastante certera del nivel tecnológico de cada época.

En resumen, lo que pudo verse en la prueba fue una reunión de más de un centenar de vehículos que llegaron a la plaza del ayuntamiento barcelonés por sus propios medios y que representan, de alguna manera, la historia del automóvil. De ahí que resulten un foco de atención inevitable, te gusten o no los coches.

Desde Barcelona, los coches participantes salieron dispuestos a afrontar la ruta que une la Ciudad Condal con Sitges, atravesando para ello la carretera de las Costas del Garraf. Hoy ese tramo no tiene ningún secreto, pero cuando aún no existían “los túneles”, como llaman a la autopista C-32 a su paso por la zona los que la transitan a menudo, adentrarse en ese revirado tramo era toda una aventura. Y de eso no hace “apenas” ni treinta años.

Pues ya puedes imaginar el reto que supone para un coche con más de seis décadas entre sus ejes. Pese a todo, la gran mayoría de los participantes llegan hasta la meta intactos. No en vano sus propietarios, venidos de muchos rincones de Europa, no solo se esmeran para que las carrocerías luzcan relucientes, sino que se preocupan durante todo el año por que los motores de sus automóviles estén perfectamente puestos a punto. Tal cual como si acabaran de estrenarlos.

 

Te damos 5 razones para venir a TC Barcelona (pero tenemos más)

Una de las primeras dudas que le asaltan a un conductor cuando tiene que reparar su coche es el taller donde llevarlo. Es normal, nuestro vehículo es un bien muy preciado y no queremos que lo toque cualquiera.

Sin embargo, la reparación de carrocería en un coche no es como comprar en el Mercadona. La experiencia previa, sea la propia o la de un conocido, es un factor decisivo a la hora de confiar su automóvil a un profesional, de modo que en este artículo le queremos explicar por qué, sin conocernos, es una buena idea elegir TC Barcelona:

  1. Una gran experiencia con vehículos de todo tipo: desde coches populares hasta espectaculares deportivos, tratamos con todo el mimo los automóviles que reparamos desde hace más de dos décadas.
  2. Porque los mejores ya confían en nosotros: somos un taller pionero de Five Star, la red internacional de talleres de chapa y pintura de la marca de pinturas Cromax, que se distingue por los altos estándares de calidad que exige a todos sus miembros antes de adherirse, y nos controlan constantemente para asegurar que los mantenemos.
  3. Garantía de por Vida: sin letra pequeña. Mientras mantengas tu coche, sabes que la reparación de pintura que te hagamos será perfecta.
  4. Porque todas las compañías de seguros confían en nosotros: tienes derecho a elegir libremente el taller al que llevas a reparar tu coche pero, ¿has pensado alguna vez por qué tu compañía te sugiere algunos talleres concretos? Con nosotros, las aseguradoras están tan tranquilas como lo estarás tú.
  5. Porque somos cercanos y ofrecemos un gran servicio: te recogemos y devolvemos el coche; te lo devolveremos limpio por dentro y por fuera; financiamos la reparación; realizamos reparaciones Express; y siempre seguimos procesos respetuosos con el medio ambiente.

Estas son, como decimos en el titular, apenas 5 de los muchos motivos para venir a TC Barcelona. El resto, te los contamos durante tu visita.

¿Por qué nos gustan tanto los SUV?

El mundo del automóvil está cambiando, eso está claro. Eso lo podemos ver cada día en nuestro taller de chapa y pintura. Pero no solo los coches en sí, sus sistemas de seguridad o los de confort. También estamos cambiando, y mucho, los conductores, porque nuestros gustos y preferencias no son los de hace apenas unos años. Hoy muchos de quienes se plantean comparar un vehículo nuevo quieren que sea realmente un coche para todo: práctico, seguro, habitable… y SUV.

Sí, aunque los coches de aspecto campero hace décadas que están en el mercado, hace relativamente poco tiempo que se han convertido en un fenómeno de masas. Aunque la primera generación del BMW X5 fue el primer coche de tipo todoterreno en el que se dio prioridad al comportamiento en carretera respecto a sus aptitudes off-road, sin duda el que cambió por completo la percepción de este tipo de coches entre el gran público fue el Nissan Qashqai, todo un pelotazo para la marca japonesa, a la que han seguido la práctica totalidad de fabricantes, generalistas o premium.

Para explicar por qué el Nissan Qashqai fue -y sigue siendo en su segunda generación- todo un éxito de ventas hay que tener en cuenta dos factores: el primero, no obliga a renunciar a nada, entre quienes buscan un coche de dimensiones compactas, al estilo del Volkswagen Golf. El segundo, su estética distintiva, con la carrocería elevada y el puesto de conducción por encima de la media, dan al coche una mayor presencia, que se transmite tanto desde fuera como cuando uno lo conduce. En otras palabras, un SUV mola más y hace nos hace sentir que molamos más.

Así, si antes había que elegir entre la utilidad pragmática de un monovolumen o el estilo clásico de una berlina, ahora nos encontramos con un tipo de automóvil atractivo y que ofrece espacio y comodidad suficiente para una familia, además de un comportamiento y una seguridad sobre el asfalto que, cada vez más, es perfectamente comparable con el de una buena berlina. Podría decirse, pues, que los SUV los mejores coches “todo uso” (que no todoterreno) que hay en el mercado.

Es por eso que, tras el Qashqai, el resto de marcas se han lanzado a desarrollar su propio modelo de tipo campero, aunque cada una le haya dado su toque distintivo. Desde el Mitsubishi ASX al SEAT Ateca, pasando por el Volkswagen Tiguan o el Renault Kadjar, la oferta de SUVs se ha multiplicado de tal manera que cualquier marca que no ofrezca el suyo sabe que está perdiendo ventas y, todavía peor, clientes.

Y por si fuera poco, el efecto se ha extendido desde el segmento de los compactos al resto: por arriba, los SUV de 7 plazas han borrado prácticamente a los monovolúmenes más grandes, y por abajo, los denominados SUV urbanos están llamados a cambiar el panorama del parque móvil en las ciudades, con sus carrocerías de color y sus infinitas posibilidades de personalización. Y eso sin olvidar a los SUV de superlujo como el Bentley Bentayga o el superdeportivo Lamborghini Urus.

Aunque los coches de toda la vida siguen llegando a nuestro taller, está claro que ahora tienen que compartir espacio con los jóvenes silvestres. Y a ti, ¿qué coches te gustan más?